Taichichuan Familia Yang - origen histórico Taijiquan
Shuāngbāotāi
logo Arci   logo FiWuk   logo Coni                          italianofrançais
logo centro YCF

Hazte socio de la Internacional Asociación!

en nuestro sitio gemelo taichi.do

contenidos © Roberta Lazzeri
diseño © arch. Marta Dituri
webmaster Lapo Luchini
xhtml y css validós

Origen histórico

Zhang Sanfeng

“Hay dos teorias. La primera situa su nacimiento bajo la dinastía Yuan (1279-1368), por el monaco Zhang Sanfeng, que inició la corriente interna del Wudang. La segunda tiene que ver con el origen del estilo Chen por Chen Wangting, bajo la dinastía Ming (1368-1644). Trecientos años separan a estos dos personajes, pero todavia nadie sabe nada por cierto”.
Mestro Yang Jun en Energies, Le magazine des Arts Martiaux Internes, junio-julio-agosto 2003
traducido por Shuāngbāotāi

gru e serpente

Según la leyenda Zhang Sanfeng para crear el taijiquan, se inspiró a un combate entre una serpiente y una grulla, que vió por causalidad. La serpiente lograva esquivar los ataques del pico de la grulla, gracias a su movimientos suaves y circulares. Zhang Sanfeng así comprendió que la suavidad le gana a la rigidez y desarrolló el taijiquan, como arte marcial que “gana cediendo”.

En China el uso del ejercicio fisico se puede hacer remontar yá al 1000 a.c.
El Neijing, antiguo texto fundamental de la medicina tradicional china, prescribe “ejercicios de respiración, masajes de la piel y de la carne, ejercicios de las manos y de los pies para los habitantes del centro, region llana y húmeda, que padecen de parálisis de las articulaciones, resfriados y fiebres”.
En el periodo de los Reinos Combatientes (403-221 a.c.) los taoístas introdujeron ejercicios corporales y mentales y ejercicios de respiración como técnicas eficaces para la prevención y cura de algunas enfermedades y para el mantenimiento de la salud.
Yá cerca de la fin de la dinastía Han, Hua Tuo (141-203 d.c.), famoso medico y científico, alegaba la efectividad del ejercicio para mejorar las defensas inmunologicas y elaboró un sistema de cura atravéz de movimientos conocido como el “juego de los cinco animales” (tigre, ciervo, oso, mono y ave).
Desde entonces las gimnasias energéticas se estudiaron y profundizaron en los entornos budistas y taoístas con el fin de conservar el organismo eficiente, protegerse de las enfermedades y de la vejez, mantenerse en buena salud y favorecer la longevidad. Ahora en China el taijiquan y, en general, todas las gimnasias energeticas se usan como técnicas baratas para mantener la salud y fortalecer el organismo.